Las obsesiones y la ansiedad

Es habitual que, en algún momento de nuestra vida, hemos podido experimentar pensamientos obsesivos u obsesiones que nos pueden llegar a alterar o interferir nuestro normal funcionamiento diario.

Las obsesiones se manifiestan a través de la ansiedad, de angustia psicológica frente a situaciones que nos producen inseguridad o incertidumbre sobre una situación, hecho o circunstancia que se escapa de nuestro control, es decir, por desconocimiento.

Características del pensamiento obsesivo

El pensamiento obsesivo, aunque no presenta ningún tipo de razonamiento lógico, sigue sin embargo un patrón o esquema muy secuencial y organizado. Cuando la persona percibe un hecho, una situación o circunstancia concreta que se escapa de su zona de control o confort, aparece la sensación o pensamiento de que no está controlando aquella situación e intenta, instintivamente, cubrir esos “vacíos” que le genera la propia incertidumbre mediante la anticipación. Creencias que se basan en su propia experiencia (normalmente negativa y errónea). Ese es el modo que tiene la persona de dar respuesta a esa amenazante y extraña situación, a través de pensamientos subjetivamente previsibles y condicionados por sus creencias disfuncionales (erróneas) y que se manifiestan de forma repetitiva.

Los pensamientos se vuelven circulares, obsesivos, porqué precisamente no existe respuesta lógica que solucione dicha incertidumbre. Sus creencias disfuncionales le han jugado una mala pasada puesto que están engañado y retroalimentando a la persona que padece dicha situación. En otras palabras, aparece una reacción de incertidumbre condicionada por unas creencias de base infundadas frente una situación percibida subjetivamente como amenazante o errónea, es decir, una situación en la que la persona deja de controlar.

Las creencias distorsionadas, por tanto, tienen mucho que ver con la aparición de las obsesiones en nuestra vida. La persona se empeña en desarrollar y manifestar multitud de pensamientos negativos sobre algo o alguien, sin que exista una respuesta objetiva, provocando que se active nuestra emoción en forma de angustia.

Tratamiento de las obsesiones

Las creencias irracionales, el pensamiento obsesivo y la angustia son el caballo de batalla en la terapia. Estas obsesiones son las que, prolongadas en el tiempo e interfiriendo notablemente la vida de la persona que lo padece, denominamos Trastorno Obsesivo-Compulsivo (TOC ). Las obsesiones y el TOC son fácilmente abordables en consulta y el tratamiento es muy eficaz opuesto que muestra unos resultados muy positivos.

Desde el servicio de psicología que Centre Indaga ofrece en Granollers,  te ayudamos a gestionar los pensamientos circulares o las obsesiones para lograr una mejor calidad de vida.

 

Entradas recientes

Categorías