Definición e incidencia

El Trastorno Específico del Lenguaje (TEL), actualmente más conocido como Trastorno del Desarrollo del Lenguaje (TDL), es un trastorno de la comunicación que interfiere en el desarrollo de las habilidades lingüísticas en niños desde temprana edad; aunque suelen ser sujetos con habilidades cognitivas dentro de la normalidad estandarizada. Sin embargo, el perfil de dificultades y habilidades de las personas afectadas va progresando y evolucionando a lo largo del tiempo. Es bastante común que con un tratamiento realizado cuanto antes y que sea de la forma más adecuada posible puedan ir superando estas dificultades que cada niño pueda mostrar, pero pueden aparecer otras; eso también debemos tenerlo siempre en cuenta.

Si nos preguntamos qué es lo que genera que un sujeto muestre un Trastorno del Desarrollo del Lenguaje (TDL), vale decir que hoy en día todavía se desconocen las causas, aunque según ciertas investigaciones, se supone que hay entre un 50% y 70% que haya niños con este trastorno debido a la posibilidad de que,  como mínimo, un familiar pueda haber tenido ciertas dificultades en cuanto al desarrollo del lenguaje o que también muestre un TDL; ya sea detectado precozmente o tarde.

Características del TEL/TDL

Este trastorno, pues, puede afectar al habla y a la escucha activa de los niños. Se decía ‘específico’ porque no hay casos de evidencia de un trastorno más genérico como un déficit intelectual, motor, un trastorno del neurodesarrollo generalizado, etc. Aprender y adquirir el lenguaje es un proceso complejo, aunque mientras que para la mayoría de niños es un proceso innato y natural, para los niños y niñas con un TDL supone un esfuerzo gigantesco. Podemos dudar de si un niño puede presentar un TDL, a continuación se exponen las características del TEL/TDL:

  • Normalmente tardan más en empezar a hablar (por ejemplo, cuando tienen que agrupar palabras en oraciones, en comparación con otros niños).
  • Cometen a menudo errores gramaticales al hablar.
  • Presentan dificultades para seguir las clases del colegio.
  • Dificultades para relacionarse con sus compañeros.
  • Se muestran introvertidos.
  • En ocasiones, presentan problemas conductuales.
  • Riesgo de sufrir posibles problemas de autoestima.
  • Dificultades para conversar.
  • Dificultad para aprender nuevas palabras.
  • Dificultad para seguir instrucciones (no comprenden bien lo que se le dice).
  • Complicaciones para encontrar las palabras correctas que quiere usar en ese momento.
  • Alteraciones en la expresión y estructura de un relato escrito u oral.
  • Dificultad para comprender cosas con sentido figurado.
  • Alteraciones en la lectura y en el cálculo matemático.
  • Uso de oraciones complejas limitado.

Tratamiento del TEL/TDL

Siempre que dudemos que un niño tenga alguna de estas dificultades ya mencionadas, ya sea a partir de lo que se observe en la escuela o lo que veamos en casa, es realmente muy importante acudir a un logopeda.

En Centre Indaga contamos con un equipo de Logopedas especializados en este tipo de dificultades que ofrecerá la mejor terapia y el trabajo constante, no sólo a consulta sino también en casa, para conseguir mejorar o aminorar estas dificultades que tiene y, con suerte, hacer que su desarrollo tanto académico como para poder salir adelante cada día, sea el más normalizado y así generar más tranquilidad,  no sólo para los padres que se preocupan por su hijo como para el mismo, ya que es él quien realmente lo pasa mal y esta ayuda a la larga podría aliviarlo de gran manera. En la escuela también es muy importante que tengan estos factores en cuenta y que estén atentos al individuo, ya que de esta manera se le podrán ofrecer las medidas y ayudas académicas adecuadas para así conseguir que el niño siempre se sienta apoyado y comprendido.

 

Entradas recientes

Categorías